EXPERIENCIA EN MONTAÑITA - CAQUETA

Trófica bajo el marco de la sociología rural y la agroecología, tuvo la oportunidad de conocer, integrarse y compartir con la comunidad que habita en el espacio territorial de capacitación y reincorporación (ETCR) de agua bonita en Montañita, Caquetá. Integrado por el bloque sur  de los frentes 3, 4, y 15 y familias desplazadas son 250 personas las que se encuentran viviendo actualmente en el espacio. Fueron 7 días en los que se convivió con ellos para conocer su experiencia y difundirla

Un espacio creado bajo la ideología de construir en colectivo un campo mejor para todos y todas, desde la autonomía y el quehacer. Parte de la base importante para crear estrategias claras, fue la implementación de un fondo rotario que se alimenta de la diversificación de espacios que coexisten: miscelánea, fritanguería, panadería, supermercado, una gallera, la biblioteca Alfonso Cano, estadero, fábrica de botas y pantalones, piscinas de peces, y, el sistema productivo

Su sistema productivo, está basado en la agroecología, como lo está de igual manera plasmado en la reforma rural integral (RRI) del primer acuerdo de la Habana. Tienen cultivo de piña que pasan por proceso de despulpe y así pueden comercializar mucho más fácil el producto hacía Florencia. Tienen un sistema de invernadero en donde ubican huertas medicinales desde varias perspectivas culturales, camas de hortalizas y otras plantas útiles para el autoconsumo de todo el espacio. Practican la piscicultura con capacidad para 8000 peces ubicados en 4 piscinas, que comercializan a Florencia y otros municipios aledaños al espacio. Además, tienen organizado el recibir grupos de diferentes lugares e instituciones para mostrar el proceso que el ETCR lleva a cabo y el cuidado al medio ambiente como eje principal, pues en la mitad del espacio hay un fragmento de bosque en donde se visibiliza flora y fauna nativa

Es así como el objetivo del ETCR, además de tener lo necesario para el autoconsumo de los excombatientes y los campesinos desplazados que también viven allí, es poder comercializar sus productos derivados de los sistemas productivos que vienen construyendo en colectivo con una disciplina, ideología y voluntad clara. La articulación que se da desde la economía solidaria que responsabiliza a cada integrante con labores definidas, permite que las experiencias vividas involucren a toda la comunidad y surjan nuevas ideas e innovaciones en lo aprendido día a día

Esta experiencia que mueve fibras en todo el país por la situación que vivimos y que aún pervive en muchos de nosotros y nosotras, es un aprendizaje y oportunidad para valorar el trabajo que tenemos por delante y todo el que falta por explorar y conocer. Que el ejemplo de persistencia y perseverancia por parte de las diversas personalidades que conviven en este espacio, sea llevado a los demás ETCR existentes en Colombia y que muestren que bajo un sistema autónomo, con ideologías fundamentadas desde lo ambiental, económico, político, social, y cultural ocurran y tomen acción. La agroecología como base de su discurso es fundamental para retomar saberes tradicionales y prácticas culturales aprendidas y desaprendidas en el tiempo, desde la memoria biocultural que existió y existe en el ejército del pueblo. Y por último que esta misma base sustente la permanencia de la paz en la tierra que se cultiva para el futuro, pues es por medio de la divulgación hacía las ciudades que podemos evidenciar los procesos y defender la vida de las personas que lo mantienen y luchan por la liberación de la madre tierra y de los ideales


Product successfully added to the product comparison!